La-Portada-shutterstock-ATR13
La-Portada-shutterstock-ATR13

MÁS DE 120 TONELADAS DE PRODUCTOS MINEROS Y ELECTRÓNICOS HAN INGRESADO VÍA AÉREA A ANTOFAGASTA

El pasado 15 de mayo LATAM Cargo inauguró la ruta Miami – Antofagasta con aviones cargueros para potenciar la conectividad del extremo norte de Chile y satisfacer el creciente interés de sus clientes, específicamente empresas de la industria minera y electrónica que buscaban reducir sus tiempos de traslado desde Estados Unidos hacia Chile. A seis meses desde que se inauguró el tramo que ofrece dos frecuencias semanales, la empresa ha transportado más de 120 toneladas de carga.

El norte del país es una zona estratégica por su contribución económica basada principalmente en la minería, actividad que demanda rapidez en la entrega de insumos para asegurar la continuidad de su operación. Iquique también destaca como una ciudad favorecida. Ubicada 400 km. al norte de Antofagasta cuenta con una zona franca que requiere de productos -especialmente electrónicos- provenientes del extranjero por lo que la conexión con Miami le permitirá abastecerse en menor tiempo.

 “Unir directamente Miami-Antofagasta nos permite satisfacer las necesidades de nuestros clientes y sumar una nueva ruta carguera a la red del Grupo LATAM Cargo que actualmente cuenta con más de 140 destinos en 26 países. Con esta ruta somos un mayor aporte en el desarrollo económico del norte de Chile”, comenta Gabriel Oliva, Director Comercial Norteamérica, Europa y Asia de LATAM Cargo.

La descentralización ha permitido reducir un 80% los tiempos de transporte de carga hacia Antofagasta, pasando de cinco días, si es que llegaba a Santiago, a un día si llega directamente a la II Región de Antofagasta. La misma disminución aplica para la carga con destino a Iquique.

Ambos resultados han beneficiado a importantes clientes de LATAM Cargo, entre ellos, Finning, el distribuidor de equipos y repuestos Caterpillar más grande del mundo, que utiliza distintas rutas de la red del Grupo LATAM Cargo y que optó por Antofagasta para generar un ahorro en el tiempo de entrega de sus productos mineros a sus clientes finales.

“Estratégicamente desde el aeropuerto de Antofagasta podemos llegar con mayor velocidad a nuestros clientes de la minería. Es una ruta más eficiente al ser atendidos desde nuestro Centro logístico La Negra, ubicado a solo 20 kilómetro de la capital de la Región”, comenta Camilo Ponce, Jefe de Comercio Exterior de Finning Chile S.A. “Ser el importador más grande de Chile nos obliga a utilizar todas las alternativas que nos permitan llegar en el menor tiempo posible, y el vuelo desde Miami hacia Antofagasta es una gran oportunidad que podemos aprovechar con un trabajo en equipo entre Fast Air, LATAM y nuestro forwarder, Alexim”.

Asimismo, más clientes de estos sectores industriales han viajado a Antofagasta para evaluar la utilización de esta región como puerta de entrada de sus productos, una de ellas es Komatsu. De acuerdo a la subgerente de Transporte de la empresa japonesa, Elisangela Arriagada, un beneficio de esta ruta directa es que “disminuye la manipulación de la carga y los viajes entre Santiago y la zona norte. Como consecuencia hay un impacto positivo al descongestionar la operación de nuestro Centro de Distribución de Santiago, así como también despejamos la carretera, lo que nos permite disminuir nuestra huella de carbono”.

 Impacto en los almacenes de importación

Con el posicionamiento que está adquiriendo Antofagasta como alternativa para el ingreso aéreo de carga, otras empresas han tenido que adaptarse para ser capaces de recibir el aumento de carga. Entre ellas, los almacenes de carga, como es el caso de Fast Air, almacén de carga aérea internacional que cuenta con modernas instalaciones en Santiago, Antofagasta y Punta Arenas, y es la empresa de almacenes de importación de carga aérea más grande y completa del país, y la única en la región.

“Fast Air comenzó a operar en 2014 en Antofagasta y desde ese entonces nuestro compromiso ha sido entregar un servicio de importación rápido, seguro, innovador y comprometido con el cuidado de la carga de nuestros clientes”, señala Javier Durán, Gerente General Almacenes Fast Air. Y agrega que ““ante el visible aumento de carga importada, invertimos en maquinaria de apoyo terrestre, grúas, cargo loader y en racks, circuito cerrado de televisión y cámaras de seguridad entre otros ámbitos, lo que nos ha permitido mantener nuestro alto estándar de servicio”.

En el corto plazo la empresa planea duplicar las 12 toneladas semanales que actualmente recibe y se encuentra en búsqueda de opciones de crecimiento en terrenos de la zona aire (losa) del aeropuerto para ampliar su espacio para las maniobras de los equipos en la desconsolidación de la carga.